sábado, 29 de septiembre de 2018

9 NIVELES DE CONCIENCIA. ALEJANDRO JODOROWKSY


1.- NIVEL ANIMAL. Sobrevivir. “Comer y no ser comido”.
(Caracterizada por los problemas con el territorio) Solo se preocupa de cubrir las necesidades más primarias. Transforman la realidad en una jungla de agresividad. Es lo
que ocurre en el mundo animal donde solo se desarrollan los egos más bajos. La motivación se centra en la satisfacción de las necesidades básicas. Se han desarrollado los egos material y sexual, el emocional e intelectual están inmaduros. El motor de la acción es la supervivencia y sus respuestas giran en torno a la comida, el sueño y el sexo. Un asesino a sueldo es un ejemplo claro de consciencia animal.
2.- NIVEL INFANTIL. Consumidor por excelencia. “Recibirlo todo para poder seguir soñando y jugando”.
(Cuando la persona permanece infantilizada) Es la propia de la infancia donde la prioridad es el entretenimiento. Jugar, coleccionar, ver películas. Es la consciencia de los “parques temáticos” y de las películas americanas. No se pretende llegar a ningún sitio, no hay ideal o búsqueda, sólo se plantea entretener. La sociedad americana está en este nivel, es la cultura del ocio y entretenimiento, no saben defenderse a pesar de la maquinaria bélica de la que disponen. Nuestra sociedad trata de mantenernos en este nivel, donde somos consumidores compulsivos. Un niño tampoco puede montar ninguna “revolución”, el poder puede manejarnos con total tranquilidad.
3.- NIVEL ADOLESCENTE. Ser amado y admirado, desafiar al mundo e integrarse en la pandilla. “Amor eterno, vivir de prisa, morir joven”.
(En este nivel se está permanentemente pidiendo… sin dar) El mundo de las telenovelas y de las noticias del corazón. Hay una visión cursi de la vida que conduce al perfeccionismo. Podemos observar a este personaje típico en muchas de las series de televisión actuales. Consiste en valorar por encima de todo el hecho de: “realizarse es encontrarse con su pareja”. Continuamente se está a la búsqueda de la mujer o del hombre ideal. No se es consciente de que la pareja es una crisis continua.
4.- NIVEL ADULTO EGOÍSTA. Preservar la seguridad y la propiedad privada; defender los propios intereses. “Todo para mí”.
(El adulto es el sujeto que invierte. Ahora bien, puede ser un adulto explotador, cuyo afán sea poseer y explotar) Es el político, industrial o traficante de drogas que hace mucho dinero aprovechándose de los niños y de los románticos. (Los que se encuentran en un nivel inferior de consciencia) Usan su poder en beneficio propio sin valorar el daño que está provocando a la sociedad en la que vive. No le importa plagiar, si eso le va a aportar beneficios. Responsables de crear industrias “tóxicas” que generan muchos beneficios pero contaminando y lastrando a la sociedad. De ser explotador, el egoísmo le puede llevar a ser abusador y vivir en un aislamiento mental con nivel cero de empatía.
5.- NIVEL ALTRUISTA SOCIAL. Compartir. “Nada para mí que no sea también para los demás”.
(El adulto generoso, que por el contrario no se queda nada para él, sino que se lo da a los demás. El adulto generoso también sabe recibir y aprende lo que es el servicio). Es el que da un servicio a su comunidad, aunque gane mucho dinero con eso. Puede ser un gran médico o cirujano. Tal vez un empresario que además de ganar dinero beneficia de alguna manera a la sociedad que le rodea. Muchas veces la consciencia adulta lo es a escala local. Actualmente saltan a la prensa constantemente acciones solidarias de conocidos empresarios y artistas que son claros ejemplos de este nivel de consciencia.
6.- NIVEL ADULTO PLANETARIO. Conciencia ecológica, servicio, responsabilidad: “Todo está vivo, todo forma parte de mí, yo formo parte de todos”.
(El nivel al que todos los habitantes del planeta deberíamos de aspirar) Cuando el servicio que se ofrece trasciende las barreras locales y se expande a nivel planetario. Es el nivel al que debemos aspirar ya que todos nos movemos por el Universo a bordo de esta nave espacial que se llama la Tierra. Pero el error del ser con consciencia planetaria es quedarse estancado en el aquí y ahora, y así, no llegar al destino de cada ser: el de fusión total con el Universo.
7.- NIVEL CONCIENCIA SOLAR. Actúa sobre las generaciones pasadas y futuras, comprende la vida: “Soy las eternidad y soy el espacio infinito”.
(Este nivel de conciencia se extiende hasta los límites del sistema solar) La persona, aquí, considera al sistema solar, y no a la Tierra, como su medio natural. Dicha persona supera el tiempo y el espacio terrestre y se propone actuar no solamente para su propia generación sino, de uno a otro lado, sobre las generaciones precedentes y siguientes. En este nivel está la paz con todos los acontecimientos que han marcado a la historia de la humanidad y con todas las energías pasadas, presentes y futuras que contribuyen a la aparición de la vida. Nos lleva a vivir en la frecuentación de los grandes arquetipos y la encarnación de los símbolos, que son entonces considerados (como en Carl G. Jung) como otros tantos aspectos de un mismo Todo, elementos de una sola unidad considerada un principio de vida semejante al sol, que ofrece luz y calor. Cualquiera que sea su espiritualidad o su religión, la persona que tenga este nivel de conciencia vive en estrecha relación con el principio creador, al que llama “Dios” o “fuerza vital”.
Centro unitario: el Sol, como símbolo de la Conciencia alrededor del cual gira la tierra.
8.- NIVEL CONCIENCIA CÓSMICA. No somos la única forma de vida. “Mi dolor no se convierte en sufrimiento porque estoy disuelto en el todo”.
(En este nivel ya se ha descubierto que todo está unido. El secreto de la conciencia es la “re-unión”: volver a unir lo que estaba separado) Estamos en un sistema planetario girando alrededor de una estrella que es el Sol. Formamos parte de una galaxia que a su vez pertenece al universo. Es una escala muy grande, que nos supera y convierte en una pequeña gota de agua en un inmenso océano. Sabe relativizar los problemas cotidianos, porque se inclina ante las leyes del cosmos. Acepta la muerte, se desprende de toda posesión y se entrega a la vacuidad.
9.- NIVEL CONCIENCIA DIVINA. “Yo soy el Amor, nada más que el Amor, sólo el maravilloso Amor”.
(Nivel de conciencia unida al nombre inefable que está dentro de cada uno) Es la que alcanzaron: Buda, Cristo y Mahoma. Un nivel que cae fuera de nuestro alcance, somos seres humanos, la divinidad queda en otro plano de momento. Sin embargo, todos llevamos dentro esa llama divina, nuestro Dios interior, simbolizada en la antorcha del Arcano XV del Tarot. Todos nuestros yoes se pliegan ante este diamante central, que no podemos conocer, pero sí sentir. Nuestra mirada al mundo está filtrada por el nivel de consciencia que tengamos y ésta, a su vez, está directamente relacionada con el nivel de consciencia de nuestro árbol genealógico. Sin embargo, todos podemos ir avanzando.
El edificio de la consciencia lo vamos construyendo a lo largo de nuestra vida desde abajo hacia arriba, todos los niveles son importantes, todos hay que vivirlos. Incluso cuando hayamos alcanzado pisos elevados, el ático, el mirador…
Alejandro Jodorowsky

jueves, 27 de septiembre de 2018

FÍSICA CUÁNTICA Y ESPIRITUALIDAD_*

7 cosas que influyen positiva o negativamente en la frecuencia vibracional, desde el punto de vista de la física cuántica
_*Vibración*_ En la física cuántica significa que todo es energía. Somos seres vibracionales. Cada vibración equivale a un sentimiento y en el mundo “vibracional”, existen solo dos clases de vibraciones: la positiva y la negativa. Cualquier sentimiento hace que emitamos una vibración que puede ser positiva o negativa.
_*1ª – Los Pensamientos*_
Todo pensamiento que poseemos emite una frecuencia hacia el Universo y esa frecuencia retorna hacia el origen, entonces, si tenemos pensamientos negativos, de desánimo, tristeza, rabia, miedo, todo eso va a volver hacia nosotros. Por eso es tan importante que cuidemos la calidad de nuestros pensamientos y aprendamos a cultivar pensamientos más positivos.
_*2ª – Las Compañías*_
Las personas que están a nuestro alrededor influyen directamente en nuestra frecuencia vibracional. Si estamos al lado de personas alegres, determinadas, entraremos también en esa vibración, y si nos vemos rodeados de personas reclamadoras, maledicentes y pesimistas , atención, cuidado!!!
Pueden estar densificando nuestra frecuencia y como consecuencia obstaculizando el que la Ley de atracción funcione a nuestro favor.
_*3ª – La Música*_
La Música es poderosísimas . Si sólo escuchamos música que habla de muerte, traición, tristeza, abandono; todo eso va a interferir en aquello en que vibramos. Prestemos atención a la letra de la música que escuchamos, puede estar bajando nuestra frecuencia vibracional.
Y recordemos: _atraemos a nuestra vida exactamente aquello en que vibramos._
_*4ª – Lo que miramos*_
Cuando vemos películas o programas que abordan desgracias , muertes, traiciones, etc. nuestro cerebro acepta aquello como una realidad y libera toda una química en nuestro cuerpo, que afecta directamente nuestra frecuencia vibracional. Veamos cosas que nos hagan bien y nos ayuden a vibrar en una frecuencia más elevada.
_*5ª – El Ambiente*_
Sea en casa o en nuestro trabajo , si pasamos gran parte del tiempo en un ambiente desorganizado, sucio, feo, esto también afectará nuestra frecuencia. Mejoremos lo que está a nuestro alrededor, organicemos y limpiemos nuestro ambiente. Mostremos al Universo que estamos dispuestos y preparados para recibir mucho más. Y cuidemos lo que tenemos!!!
_*6ª – La Palabra*_
Si usamos reproches, o reclamamos o hablamos mal de las cosas y de las personas , eso afecta nuestra frecuencia vibracional. Para mantener nuestra frecuencia elevada es fundamental que eliminemos el hábito de reprochar, reclamar y hablar mal de los otros . Evitemos hacer dramas y victimizarnos. Asumamos nuestra Responsabilidad por lo que elegimos y atraemos en nuestra Vida!!!
_*7ª –La Gratitud*_
La Gratitud afecta positivamente nuestra frecuencia vibracional. Es un hábito que hemos de incorporar ahora mismo en nuestra vida. Comencemos a agradecer por todo, por las cosas buenas y malas, por todas las experiencias que hemos vivido y atraído hacia nosotros y por lo que en el presente nos acontece. La Gratitud abre las puertas para que las cosas mágicas fluyan positivamente en nuestra vida.

lunes, 17 de septiembre de 2018

martes, 11 de septiembre de 2018

La verdadera amistad

Es probable que la amistad sea la más valiosa de todas las relaciones, puesto que un amigo lo es por nuestra propia voluntad.

Amistad es que dos iguales se junten; incluso si poseen diferentes habilidades o posiciones, o desempeñan diferentes papeles. Existe una visión de igualdad que no permite ningún sentimiento ya sea de superioridad o inferioridad. Esta igualdad de visión permite una mutua y completa aceptación. Ya que la visión es ilimitada, siempre es la verdadera bondad del otro la que delimita su realidad. Las debilidades se consideran algo ajeno que, a su debido momento, se alejarán.

Con un amigo uno no tiene que probar nada ya que él nos ama y acepta por lo que somos, y lo que somos es suficiente. No hay necesidad de ningún logro especial; todo lo que el amigo pide es que seamos auténticos. Un amigo, lo es para siempre, en buenos o malos momentos.



Los amigos siempre sienten una mutua y profunda cercanía, incluso si físicamente están separados. Su mutua empatía es la base de su comunicación; algo más que hablar, la habilidad de escuchar los sentimientos de la otra persona, de sintonizar con el otro ser, una comunicación verdadera que permite la interacción más pura ya que es como un espejo de claridad en el que nada puede permanecer oscuro.

Cada palabra confidencial confiada a un amigo es sagrada y está sellada para los ojos u oídos de otros. La confianza es una alianza entre dos corazones que nunca puede romperse o traicionarse; disipa todo temor de ser maltratado o abandonado.

La verdadera amistad implica respeto y cooperación. Una verdadera amistad, en especial la de Dios, es una bendición para la eternidad.

domingo, 9 de septiembre de 2018

La verdad oculta que yace dentro

Un niño puede ser feliz sin ninguna razón en particular. Con el tiempo, sin embargo, la felicidad se torna dependiente de la satisfacción de nuestros deseos. Olvidamos el amor que es intrínseco al alma y comenzamos a buscar en el exterior. Finalmente, nuestra capacidad de experimentar paz, felicidad y amor, se rinde a la estabilidad de las circunstancias y relaciones externas.

Cuando nacemos, nuestro estado de ánimo es lo que podría referirse como  conciencia del alma, es inocente y a la vez ignorante del mundo. Con el tiempo, el alma va engañándose a medida que desarrolla lo que puede denominarse como conciencia del cuerpo, además del ego. Cuando esto sucede, nos hacemos dependientes de la salud, la riqueza, la posición social y las relaciones, a fin de sentirnos amados, valorados y seguros. Dado que esto va cambiando y está sujeto a fluctuaciones, entonces también nuestra paz, felicidad y alegría se someten a un constante estado de amenaza.

A fin de detener la inseguridad, desarrollamos atributos negativos, tales como la codicia, el sentido de la posesión, y el enojo, los cuales, o nos sustentan o nos hacen sentir más controladores de nuestro mundo. Sin embargo, cuando nos fallan y perdemos el control de nuestras circunstancias, podemos volvernos ansiosos, nerviosos, desesperados o deprimidos. Todo esto representa la conciencia corporal, que es como un velo que tapa la verdadera identidad original del alma.

No obstante, la paz, el amor y la pureza, la franqueza, confianza e inocencia de nuestra naturaleza original (nuestra conciencia del alma), no se han perdido. Es la verdad oculta que yace dentro.

B. Kumaris

viernes, 7 de septiembre de 2018

jueves, 6 de septiembre de 2018

Quince Dolores Corporales que Están Ligados a Estados Emocionales.

La Dra. Susan Babel, psicóloga especializada en eventos depresivos debido a traumas, afirma que existe una ámplia gama de emociones que pueden ser causantes del dolor físico crónico.
¿Cómo se relacionan las emociones con el dolor físico?
Actualmente se habla mucho acerca de cuáles pudieran ser los factores que día a día nos llevan a mostrar todo tipo de enfermedades físicas. Puede ser la mala alimentación, también cambios climáticos y ambientales, factores genéticos. Pero hay tendencia a dejar de lado uno de los factores más importantes: el factor emocional.
Varios estudios ya han confirmado que nuestras emociones están ligadas a nuestro estado físico, mucho más allá de lo que podríamos imaginar.
Las emociones que puedan causar enfermedades realmente existen. Nuestro cuerpo emite siempre reacciona ante lo que pensamos, sentimos y hacemos. De esta manera, se da la conexión mente-cuerpo. Nuestro cuerpo está diseñado para advertirnos cuando nuestra mente no goza de buen estado; solo que debemos de ser capaces de escuchar cuidadosamente lo que nuestro organismo nos está queriendo decir.
Es verdad que, en ocasiones, se hace algo difícil intentar mantener un estado emocional equilibrado. Y también es verdad que, conociendo tu estado ánimo, pudieras planear una futura recuperación en base a tu salud física-emocional, si presentaras alguna de las enfermedades que este desequilibrio genera. Aquí te ofrecemos una guía que permite detectar qué tipo de emoción puede estar causando tu dolor o enfermedad crónica, para así combatir el mal desde la raíz.

15 Dolores Corporales que Están Ligados a Estados Emocionales.

1. Dolores musculares
Este tipo de dolores, por lo general, tiene que ver con nuestra capacidad de desenvolvernos en nuestras situaciones diarias… ¿Qué tan flexible eres?
2. Dolores de cabeza
Los dolores de cabeza se enlazan con la toma de decisiones… ¿Has estado postergando alguna decisión importante a tomar en tu vida? Relájate, descansa, céntrate y toma lo más rápido que puedas las riendas de tu vida. Toma todas las decisiones determinantes y necesarias que te quitan el sueño.
3. Dolores en el cuello
Este tipo de dolores se relacionan con el perdón y la indulgencia… Si te duele mucho el cuello o sus alrededores, siéntate y recapacita. Recuerda que, en ocasiones, es necesario perdonar, no porque la otra persona lo merezca, sino porque nosotros necesitamos librarnos de dicha carga emocional.
4. Dolores en las encías
Si hablamos de emociones que causan enfermedades, he aquí una: la inseguridad y la falta de compromiso. ¿Te duelen las encías? Reflexiona con detenimiento qué decisión importante no estás queriendo tomar en tu vida, por temor a no ser capaz de hacerte cargo de ella.
5. Dolor en los hombros
El dolor en los hombros representa una gran carga de emociones sobre ti. Intenta pensar y razonar por un momento, qué es lo que tanto te agobia. Recuerda que no eres un superdotado; no intentes llevar sobre tu espalda los problemas de todos… Que cada quién se haga responsable de los suyos.
6. Dolores de estómago
Si, sin tener claros motivos, sufres de dolores estomacales de manera crónica, reflexiona profundamente sobre qué es aquello que no puedes asimilar del todo bien en tu vida. Los problemas gastrointestinales casi siempre están relacionados a situaciones difíciles de aceptar o digerir.
7. Dolor en la parte superior de la espalda
¿Sabías que el dolor crónico en la parte superior de la espalda nos habla de la poca firmeza emocional que tenemos? Puede que la soledad pese demasiado en tu vida sentimental y afectiva… Si eres soltero, ¿tal vez ya llegó la hora de encontrar compañía?
8. Dolor en los codos
El dolor en los codos suele asociarse a la rigidez ante los cambios. Si sientes tus brazos demasiado rígidos, comienza a preguntarte si no eres lo demasiado intransigente en tu vida… ¡Quizás lo único que necesites, es ser un poco más flexible!
9. Dolor en los brazos
Es una clara evidencia de que hay una enorme carga en tu vida que te retiene y no te está dejando avanzar; puede tratarse de una persona o de una situación en particular.
10. Dolor en las manos
Las manos son nuestro medio de contacto con lo todo que nos rodea. Por lo general, el dolor de las manos suele asociarse con algo que deseas pero, por algún motivo, se te dificulta alcanzar. Intenta socializar más, y por sobre todo, no te hundas por la desilusión… Lo que te hace falta, siempre encontrará la forma de manifestarse en tu vida, ¡no lo dudes!
11. Dolor en las caderas
Entre las emociones que causan enfermedades, la dificultad al momento de adaptarte a los cambios suele asociarse directamente al dolor de caderas.
12. Dolor muscular y articular
Este tipo de dolores suele ser asociados a la falta de movimiento y de experiencias. No tengas miedo a las nuevas aventuras y desafíos… ¡Aventúrate a vivir al máximo!
13. Dolor en las rodillas
Suele asociarse al exceso de exigencia con uno mismo. Sé humilde y recuerda que eres humano; no esperes que todo te salga bien y no te reprimas más de la cuenta.
14. Dolor en los tobillos
Usualmente, el dolor en los tobillos suele reflejar la falta de placer en tu vida. Puede que ya sea hora de que comiences a complacerte un poco más, especialmente en el ámbito de relaciones sentimentales.
15. Dolor en los pies
Se asocia a la depresión, desánimo. Los pies son puntos del cuerpo muy sensibles, capaces de reflejar de inmediato este tipo de emociones negativas en el cuerpo.

martes, 4 de septiembre de 2018

Bajo la luz de Dios


En el interior del silencio me encuentro y encuentro a Dios; es mi compañero en la transformación. En el silencio recibo fortaleza de Él y eso me inspira a avanzar. Si conservo la valentía de hacer nuevos movimientos en mi vida, Su respuesta es ilimitada. En la India se dice ‘Cuando doy un paso de valentía, Dios da mil pasos hacia mí’.
La fe de Dios en mí me permite recuperar la propia fe. Cuando me veo a través de Sus ojos, veo mi futuro muy brillante, mi presente como la oportunidad más valiosa y mi pasado como mi mayor aprendizaje. Desde el punto de vista de la eternidad todo es como debería ser. No hay lamentaciones, solo la inspiración para cambiar a mejor, mi potencial es ilimitado.
Que alguien crea en mí de este modo me hace sentir plenitud y, también, un gran agradecimiento porque estos sentimientos puros puedan provenir de otro ser hacia mí.
Este abrazo desinteresado nos otorga el poder de comprender al ser y, sobre todo, a los demás. Entonces ya no vemos las debilidades. Nos parece que cualquier defecto puede curarse y que cualquier obstáculo es simplemente un peldaño más de la escalera.
Todo es un juego. En cuanto conocemos un poco las normas básicas, cualquiera de nosotros puede ganar. No hace falta tener un título, un estatus social concreto, una nacionalidad o una religión; basta con tener un corazón honesto que florezca bajo la luz de Dios.
          B. Kumaris

domingo, 2 de septiembre de 2018

Encontrar el eslabón perdido

¿Estás feliz?... ¿Somos felices?...
¿Somos tan felices como deseamos?...
La respuesta honesta es ‘no’.
Qué raro,... ¿verdad?
La raíz de todos los problemas está dentro de la mente humana. La sabiduría   sobre el ser interior y el mundo interior es el eslabón perdido.
La esencia del Raja Yoga dice que la salud, felicidad y abundancia es el estado natural de cada uno. Cuando tu conciencia, tu visión, tu actitud, tus pensamientos y tus acciones están en sintonía con las leyes eternas; entonces, la paz, la compasión y la alegría serán tus vivencias naturales.
La humanidad se ha alejado de este estado natural más elevado, perdiendo la conciencia y la sabiduría espiritual. Como consecuencia de esta pérdida, vienen inseguridades, dependencias y una falta de sentido y propósito de vida. Esto se podría llamar: La enfermedad del alma. 
Pero no necesitas aceptar estas emociones y situaciones desagradables, como algo normal de la vida. Son señales de que necesitas ajustar tu modelo de vida. Son indicaciones de que tu perspectiva y tu actitud frente a situaciones cotidianas, tienen que cambiar.
El propósito de la meditación es retornar a tu estado de conciencia original, lo que significa comprender y experimentar tu personalidad espiritual. La meditación genera este cambio de conciencia, ampliando tu perspectiva. La meditación también profundiza tu comprensión de la vida y de las leyes más sutiles que gobiernan la calidad de tus pensamientos, sentimientos y acciones.
Disfruta este viaje de experiencia, sumérgete en la profunda sabiduría, alegría y paz que te proporciona la meditación.
         B. Kumaris