martes, 23 de mayo de 2017

La felicidad

La felicidad


Recuerda que la felicidad no es una dependencia, es una decisión.
La felicidad no es un destino, es el viaje.
La felicidad no es un logro, es el modo de alcanzarlo.
La felicidad nunca espera, es ahora o nunca. No la demores más, sé feliz ahora.
El mundo aguarda la serenidad de tu sonrisa, la satisfacción de tu corazón y los ecos de tu risa.
Extracto del libro:
7 ESTRATEGIAS PARA LIBERARSE DEL ESTRÉS
El factor ¡Ajá

sábado, 20 de mayo de 2017

Remedios caseros para barriga o vientre hinchado y gases

Comer demasiado rápido, las intolerancias alimentarias, comer demasiada cantidad o incluso si combinamos mal los alimentos que tomamos en una comida, puede dar por resultado hinchazón en la zona abdominal. El vientre o barriga hinchada es bastante molesta, pero no te preocupes, hay formas de evitarlo y vamos a conocerlas a continuación.
.

Remedios caseros para evitar la hinchazón y los gases

1º.- Para mejorar la digestión de los alimentos mastica y ensaliva bien los alimentos. Si tragas sin apenas masticar estarás dando mucho trabajo extra a tu sistema digestivo y padecerás dolores de estómago, hinchazón, gases, malas digestiones… Masticar y ensalivar bien los alimentos es el mejor comienzo para una buena digestión.
2º.- Las frutas como la piña, la papaya o el kiwi ayudan y facilitan la digestión gracias a su contenido en la enzima digestiva bromelina. Cómelos cuando lo necesites, son un remedio natural para favorecer la digestión y evitar la hinchazón.
3º.- Evita las bebidas con gas. Especialmente durante las comidas, lo mejor es no necesitar beber. Si necesitas beber durante la comida es porque ésta contiene demasiada sal, no masticas y ensalivas lo suficiente o porque tomas demasiados alimentos “densos” con poca cantidad de agua. Si bebes algo durante la comida, que sea agua.
4º.- Intolerancia alimentaria: las intolerancias más comunes son a la lactosa y al gluten (celiaquía). Además de sentir hinchazón, malestar, náuseas o vómitos, también aparecen dolores de cabeza, fatiga muscular o retención de líquidos. Opta por leches o bebidas vegetales, son ricas en nutrientes y fáciles de digerir, además las puedes hacer en casa. Puedes evitar el gluten eligiendo harinas o granos de maíz, alforfón (también llamdao trigo sarraceno), arroz, quinoa, amaranto, teff o sorgo.
Eco agricultor

jueves, 18 de mayo de 2017

Colesterol y enfermedades cardiovasculares: el programa natural que salvó la vida al presidente


Lo que hoy tengo que contarle es decisivo para su salud si usted se encuentra en alguna de estas situaciones:
  • Ha ido al médico y le ha dicho que tiene alto el colesterol.
  • Está tomando ya estatinas para bajarlo.
  • Sabe que las enfermedades del sistema circulatorio son la principal causa de muerte en nuestro país y no quiere morir de un infarto o sufrir un ictus.
Por supuesto, también debe leer lo que sigue si no es usted quien tiene alto el colesterol o está tomando estatinas, pero lo hace algún ser querido. Puede salvarle la vida.

Hace unos pocos meses, a finales del año pasado, la FDA (Food and Drug Administration), es decir, la agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de los medicamentos, lanzó el siguiente inquietante aviso:

Si usted es uno de los millones de estadounidenses que toman estatinas para prevenir la enfermedad cardíaca, la FDA tiene nueva información importante sobre la seguridad de estos medicamentos que reducen el colesterol. La FDA está advirtiendo a los consumidores y a los médicos que:

  • Algunos usuarios de estatinas han reportado problemas cognitivos (relacionados con el cerebro), tales como pérdida de la memoria, olvidos y confusión.
  • Las personas que son tratadas con estatinas pueden tener un mayor riesgo de incrementar sus niveles de azúcar en sangre y de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Algunos medicamentos interactúan con las estatinas y pueden aumentar el riesgo de daño muscular

La FDA se comprometía a modificar los prospectos de los medicamentos para añadir esos nuevos riesgos e intentaba a la vez lanzar un mensaje tranquilizador, asegurando que “esta nueva información no debe
provocar temor en las personas
”.


Dos errores catastróficos

¿Cómo dice? ¿Que no debe provocar temor?

Esos nuevos riesgos de los que hablaba el organismo norteamericano vienen a sumarse a otros muchos conocidos: aumentan el riesgo de hemorragia cerebral, ceguera, trastornos sexuales, problemas renales y hasta cáncer, entre otros.

Yo pienso que quienes toman estatinas deben sentir algo más que temor. Y no son pocos, sino cerca de siete millones de personas sólo en nuestro país (con un incremento del 440% en los últimos diez años). Algo que va contra la lógica científica y médica.

Este auténtico despropósito se sustenta sobre dos errores:

Error nº 1: El colesterol es malo pues se pega a las arterias y las bloquea, por lo que hay que bajarlo a toda costa.

Error nº 2: Para bajarlo lo más eficaz son las estatinas, unos fármacos que actúan inhibiendo una enzima clave en el metabolismo de síntesis del colesterol: la HMG Coenzima A reductasa.

Hoy va a descubrir cómo un personaje relevante, que fue presidente de uno de los países más importantes del mundo (y sin duda bien informado sobre la realidad médica y la eficacia de los tratamientos) ha elegido para su propia salud la vía totalmente opuesta a las estatinas: una solución anticolesterol 100% natural. Volveré a hablarle de ello más adelante.

No es la primera vez que me ha oído decirle que si el colesterol está en el organismo es por algo, no es la bestia negra que hay que abatir. En realidad el colesterol juega un papel muy positivo en la salud, y la lucha ciega que se ha emprendido contra él desde hace 30 años es uno de los más graves errores médicos de las últimas décadas.

Hoy quiero descubrirle que tiene a su alcance medios naturales para tratar el colesterol (y que sea su amigo y no su enemigo), así como protocolos nutricionales para evitar tener que recurrir a las estatinas (o incluso para poder dejar de tomarlas si ya lo está haciendo).

Empecemos por el principio:

Cuando se hace un análisis de sangre, ¿qué es tener una buena tasa de colesterol?

Usted habrá oído hablar del colesterol LDL (conocido como “colesterol malo”) y del colesterol HDL (el “bueno). Pues bien, ambos contienen el mismo tipo de colesterol, y sus distintos nombres hacen referencia a la lipoproteína que transporta el colesterol a los tejidos. El HDL lleva el colesterol a los órganos principales (hígado, páncreas, etc.), mientras que el LDL suministra colesterol desde el hígado a todas las células del cuerpo. Porque digámoslo claramente: las células necesitan colesterol para desempeñar sus funciones vitales; es un compuesto vital de las membranas celulares.

Recetas naturales para lograr una buena tasa de colesterol

Por lo tanto, a la hora de medir el colesterol no se trata de tener una tasa baja en términos absolutos, sino de una tasa cuya relación LDL/HDL sea inferior a 3,5, e incluso a 3, mientras que el colesterol HDL, en la sangre, esté por encima de 40 mg/dl, o aún mejor, de 60 mg/dl.

Para que esta relación y este valor sean los mejores, hay que atacar lo que impide que el colesterol sea depurado por los glóbulos blancos en forma de HDL y lo deposite en las paredes arteriales en forma de LDL.

Quizá sea un poco complejo de entender, pero estoy seguro que sabe por dónde voy. Y surge la sospecha de que la feroz batalla que se está librando desde hace más de 30 años contra el colesterol es en realidad un error.

Un error porque lo que reduce los riesgos de sufrir patologías cardiovasculares no es la bajada global y a toda costa del colesterol. Y porque los medicamentos que se utilizan para ello, con las estatinas a la cabeza, favorecen el desarrollo de otras enfermedades.

Hoy le estoy hablando de esto porque el Dr. Curtay está dando los últimos toques a su Dossier de este mes, que trata sobre el colesterol y la salud cardiovascular. En él le revela las soluciones naturales eficaces con las que se pueden combatir las patologías cardiovasculares y eliminar así la hipertensión, reducir la hiperadhesividad plaquetaria y mantener en buen estado las arterias, porque ahí está el origen de los problemas cardiovasculares, que no se solucionan con pastillas de estatinas.

¿Que usted ya toma estatinas? ¡Que no cunda el pánico! El Dr. Curtay plantea también para esos casos un protocolo para abandonar el tratamiento, pero no de forma brusca.

Tras su lectura, usted también lo tendrá claro. Este número de Los Dossiers es un verdadero manual de supervivencia para protegerse frente a las enfermedades cardiovasculares, así como para tratarlas, sin ponerse en riesgo por culpa de las estatinas.

El programa sin estatinas con el que se trató el presidente

Numerosos estudios, en gran parte ignorados por la prensa médica y los grandes medios de comunicación, han demostrado que los métodos naturales permiten reducir de manera drástica el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Uno de ellos, The Lifestyle Heart Trial, fue desarrollado por el Dr. Dean Ornish. Al cabo de cinco años se observó en los pacientes que se sometieron a su programa de reeducación cardíaca: una reducción del riesgo cardíaco de un 147%, un descenso de la estenosis (estrechamiento) de las arterias coronarias en un 7,9% y un 82% de mejoría en el diámetro de sus arterias coronarias principales.

Una de las personas que siguió con éxito este programa fue… ¡el presidente Bill Clinton! Pasó del sobrepeso, las estatinas y varios bypasses aorto-coronarios y stents, a una dieta completamente distinta y una buena salud cardiovascular (sin estatinas).



Millones de pacientes, entre ellos quizá usted mismo o sus allegados, quizá se debatan en la incertidumbre, sin atreverse a desoír las consignas oficiales que machaconamente cargan contra el colesterol, y por ello sigan tomando medicamentos que en realidad no sólo no son necesarios, sino que les perjudican.

Por eso es tan importante estar bien informado y actua
r.
Tener Salud

martes, 16 de mayo de 2017

Fresones, albaricoques, judías...



Fresones, albaricoques, judías... ¡Dé la bienvenida a la primavera!



No hay duda de que una alimentación saludable debe incluir suficientes frutas y verduras frescas, si es posible orgánicas y consumidas principalmente crudas o poco cocinadas.

También es muy importante que sean de temporada, lo que implica que sean de cultivo local, tanto por nuestra salud como por el medio ambiente. Y es que así se encuentran en su punto óptimo de maduración (en lugar de recogerse verdes y madurar artificialmente), se reduce el gasto de energía y de emisiones de CO2 que se emplean en su transporte (muchas veces desde la otra punta del planeta) y se evitan los monocultivos intensivos que agotan la tierra.

Llega la primavera. La naturaleza se despereza, dejando atrás el frío invierno.

Es sabia y nos da en cada momento lo que nuestro organismo necesita. Empieza la estación del color, de las frutas delicadas y las verduras en su mejor momento.

 Podemos llenar nuestra despensa de fresones, de los primeros nísperos y albaricoques; de legumbres frescas, judías tiernas, finas cebollas y zanahorias…
Tener salud