domingo, 27 de octubre de 2013

El Alma responde al Amor

El primer aspecto de servir es estar disponible para ti mismo. Haz un compromiso contigo para averiguar si realmente puedes servir. La clave será siempre tu disposición a participar en tu propia vida. Dí: “Vaya, hoy voy a inhalar y a exhalar mi propio amor y mi propio ser y voy a estar presente aquí como no lo podrás creer.”
Ya vivimos en la gracia, porque “las bendiciones ya existen”. Sin embargo hay muchas personas que no están plenamente conscientes de ello.
El Alma responde al amor. Raramente responde a cualquier otra cosa. No va a responder al “amor” pasajero que dura un momento o dos. Mas responderá a una expresión honesta de amor, porque es su naturaleza: ser amorosa, feliz y dichosa.
John-Roger

miércoles, 23 de octubre de 2013

domingo, 20 de octubre de 2013

Las sociedades secretas y la magia

Según Basal, la Magia nos llegó de Persia y Caldea unos 100.000 años a C, en donde un grupo de sabios se unieron para formar una asociación mística bajo el nombre de MAGOS ( palabra proveniente de cáucaso Magh, grandeza), cuyo objetivo era conservar como un depósito secreto los vestigios de las Artes y Ciencias de los tiempos primitivos. De allí pasó a Egipto y luego a la civilización Greco- Romana, con aspectos variados y a menudo difíciles de captar en sus intenciones.
La magia es un elemento constitutivo del esoterismo occidental, es el conocimiento y prácticas que descansan sobre la correspondencia de los tres planos de la creación: físico, humano y divino, que se organizan a partir de una correspondencia entre los astros, la naturaleza y el hombre, para luego permitir descifrar las leyes y reglas que proceden de las ciencias. Su más grande maestro fue Zoroastro. Para Eliphas Levi (1810-1875), la magia es la madrina de las religiones, la clave de todos los misterios divinos, reconciliadora de la ciencia y la fe. Ciencia tradicional de los secretos de la naturaleza que algunos adeptos sabrán utilizar según un conjunto de operaciones y artes, para el bien de la humanidad y para la gloria de Dios. La Astrología: aparece en Grecia en el s III a.C., como producto de las revelaciones místicas de Thot el Egipcio, aporta elementos que emanan de la astronomía y de las ciencias griegas, utiliza mitos y misterios que el alfabeto zodiacal permite interpretar, como las influencias de los siete planetas, la división del zodíaco en treinta y seis decanatos. Pero es sobre todo en la astrología hermética donde va a focalizarse el interés de los esoteristas en el s.III  hasta el Renacimiento y más adelante. Ella comporta varios sectores: la gentica estudio dela astrología universal, la opokatastaseis, estudio de los periodos y de los ciclos; elkleroi, destino de los planetas; el thema mundi horóscopo mundial. Simultáneamente se interesa también en la interpretación de los ciclos meteorológicos, y las influencias astrales sobre el cuerpo humano. La Alquimia: sus secretos se remontaran a las enseñanzas iniciáticas caldeas de Zoroastro y egipcias de Thot- Hermes pero es con Bolos de Mendes (200 a.C) quien adelanta las primeras recetas y técnicas que pueden llamarse Ciencia Esotérica, y junto con Zozimo elaborarán una alquimia revelada llena de todo un simbolismo alegórico y una enseñanza donde se confrontan la teosofía y la filosofía de la naturaleza.
En los rituales de diversos grados de la masonería se nota la influencia de la Magia: el mercurio, la tierra, el trigo en el cuarto de reflexiones, el uso del fuego en los viajes, la transmutación de recipendiario, las estrellas de cinco y seis puntas, el simbolismo de la astrología en las doce columnas del templo, la utilización de imágenes como el águila becelfala y otros símbolos en los diferentes grados, elementos estos que fueron asimilados y entrecruzados con los de otras filosofías para dar cuerpo a la masonería especulativa.
Josef Lewis.

Acuerdo de almas


almas
Con cada persona que forma parte de nuestra Vida 
establecemos un acuerdo de Alma…

Esto significa que mucho tiempo atrás, en el Reino de las Almas, 
prometimos tener un encuentro especial… 
 Compartir la Vida, modelar la experiencia, completar otra Alma, 
al unirnos con ella en esta Vida terrenal…

Los acuerdos entre las Almas son compromisos 
para el crecimiento del Alma en conjunción con otra…


De ésta manera, emprendemos el viaje hacia un 
estado de Consciencia y apertura total que los místicos 
denominan, Iluminación…

Estos compromisos son el motivo por el cuál en ocasiones, 
sentimos una extraña conexión con otra persona, 
otras veces no entendemos que alguien con carácter 
difícil forme parte de nuestra vida.
O nos preguntamos simplemente por qué recorremos la vida junto a alguien, como si existiera un acuerdo tácito, que a su vez puede terminarse abruptamente.

Como miembros de ésta comunidad de Almas 
reunidas en la Vida sobre la Tierra, hemos acordado 
no sólo recordar a los demás sobre el estado puro original, 
sino también realizar todo lo posible dentro de la 
existencia humana, infinitamente cambiante, 
con el fin de asegurar el crecimiento de nuestra 
propia Alma y las de los demás.


Algunas personas vienen al mundo para ser 
bellas y fuertes, otras para ser complicadas o raras, 
algunas para morir jóvenes y enseñarnos a través 
de la desolación de tan terrible pérdida, otras, 
para vivir muchos años e instruirnos mediante 
su Sabiduría.

Sin embargo, no importa cuál sea nuestro rol.

 Todos formamos parte de éste gran Destino Espiritual 
que principalmente consiste en Recordar nuestra 
Esencia Eterna y dirigir nuestros actos hacia 
la Unión final.


Es así que a cada persona que conocemos, en situaciones 
buenas o terribles, breves o duraderas y cada relación 
de la que formamos parte representan una pequeña 
Escena en el Eterno conjunto humano, cuyo fin, 
es el Desarrollo del Alma.

 Al advertir ésto, uno podrá asombrarse y comprender 
que cada persona presente en nuestra Vida 
tiene un importante Propósito.


El de entrar en contacto con Nuestra Alma y hacerla Crecer… 

Que cada relación existe para agudizar la Consciencia 
de nuestra Alma.

 Así, ya nadie nos resulta extraño, ninguna relación 
puede verse como un error o un fracaso.

A la Luz del Espíritu, comprendemos que estamos 
cumpliendo nuestro rol, en miras a la realización 
de un Plan Perfecto y Eterno.


Autor Desconocido

domingo, 13 de octubre de 2013

Test de vidas pasadas




Primer pasCoja lápiz y papel y conteste los siguientes cuestionarios, anotando el aspecto de la pregunta, su número y la respuesta elegida.
ASPECTO VITAL
1.- ¿Cuál de estas características hace que una persona le caiga bien?
a) Se pone de acuerdo con usted fácilmente.
b) Le inspira confianza.
c) Es muy simpática.
d) Tiene cualidades que usted no posee.
2.- ¿Cuál de estas características hace que usted se sienta cómodo con una persona? Que sea…
a) Digna de admiración.
b) Influyente.
c) Segura de sí misma.
d) Misteriosa.
3.- Elija una de las siguientes frases:
a) Todo por amor.
b) Todo por dinero.
c) Todo por ti.
d) Todo por nada.
4.- Cuando acude a una reunión donde no conoce  a la mayoría de las personas, usted…
a) Entabla rápidamente relaciones.
b) Se mueve con cautela, espera que lo presenten.
c) No se mezcla con quien no conoce.
d) Prefiere reuniones sólo entre conocidos.
5.- Un desconocido le sonríe por la calle. Usted…
a) Permanece serio y sigue su camino.
b) Devuelve la sonrisa e inicia algún tipo de intercambio.
c) Devuelve la sonrisa y sigue su camino.
d) No registra el hecho.
6.- ¿Cuál de estas características identifica en general a sus amigos?
a) Son muy distintos a usted.
b) Son variados entre sí.
c) Son iguales a usted.
d) Nunca se lo ha preguntado.
ASPECTO KARMICO
I) ¿Con cuál de estos sueños se identifica, aunque no lo haya tenido?
a) Un ángel le trae un mensaje: “No te rindas”.
b) Una persona muerta le habla o comparte bebida o comida con usted.
c) Un ser indefinible le ofrece la llave de todas las riquezas del Universo.
d) Una Voz le habla en un idioma extraño que usted comprende.
II) ¿Qué período de la historia universal prefiere o le interesa más?
a) La Edad Media.
b) El Renacimiento.
c) El pasado reciente.
d) Ninguno es especial.
III) Si supiera que su alma viene de otra vida y le dieran la oportunidad de conocerla, lo haría para…
a) Satisfacer su curiosidad.
b) Aprender del pasado y mejorar el presente.
c) Aprender del pasado y mejorar el futuro.
d) Se negaría a conocer su vida anterior.
IV) ¿Qué piensa usted que es la imaginación?
a) Un don divino.
b) La memoria infantil.
c) La memoria de vidas pasadas.
d) Una función cerebral.
V) Elija uno de los siguientes personajes:
a) John Lennon.
b) Napoleón Bonaparte.
c) Judas Iscariote.
d) Buda.
VI) Elija uno de los siguientes símbolos universales:
a) La Santísima Trinidad.
b) El Olimpo.
c) La Esfinge.
d) Un arcángel.
Segundo paso
Establezca su puntuación en cada cuestionario según la tabla correspondiente.
ASPECTO VITAL
Pregunta a b c d
1 5 6 7 5
2 6 6 6 5
3 5 5 8 6
4 6 5 7 4
5 7 6 8 5
6 5 5 7 6
ASPECTO KARMICO
Pregunta a b c d
I 3 1 1 2
II 2 2 1 2
III 4 1 2 1
IV 3 2 - 1
V 4 3 1 2
VI 3 1 2 1
Tercer paso
Establezca su puntuación combinada. Reste a cada respuesta del Aspecto Vital la puntuación de cada respuesta del Aspecto Kármico. Por ejemplo: En la 1º pregunta respondió “c” (7 puntos) y en la pregunta I respondió “b” (1 punto). Debe restar 7 – 1 = 6.
Luego sume el resultado de las seis restas, para llegar al resultado final.

Resultados del Test

Menos de 10 puntos
UNA DEUDA KARMICA
Diagnóstico:
Es posible que arrastre deudas de vidas anteriores. Los amigos que hoy le rodean y le fallan pueden haber sido antes personas a quienes usted defraudó. Situación difícil.
Orientación:
Quizá no pueda revelarse contra lo que el destino le depara, pero sí puede empezar a adquirir un cierto control mediante la búsqueda de un mayor equilibrio en las nuevas relaciones que emprenda. Puede intentar una terapia de regreso a vidas pasadas.
Entre 10 y 20 puntos
ALEJESE DE QUIENES LO DEFRAUDAN
Diagnóstico:
Tiende a vincularse con personas que no le convienen, pero eso puede neutralizarse si lleva a cabo modificaciones en su personalidad. Esas personas que lo degradan lo seguirán mortificando en la medida en que usted lo permita.
Orientación:
Actuar correctamente siempre genera buen Karma, pero en este caso el entrenamiento de su voluntad puede alejar lo que el destino le marca. En su caso no hay una predestinación fuerte; así como esas personas se inclinan en su dirección para terminar defraudándolo, así también puede alejarse de ellos.
Más de 20 puntos
BLOQUEO PSICOLOGICO
Diagnóstico:
Usted no está predestinado al fracaso en sus relaciones. Ha venido a su vida con su Karma bastante equilibrado. Pero eso no significa que esté a salvo de personas poco escrupulosas. En su caso, hay determinadas particularidades que pueden ser corregidas sin problemas.
Orientación:
No hay necesidad de un trabajo específico. Sí, una revisión urgente de sus actitudes ante las relaciones, quizá ayudado por alguna clase de terapia, para ver por qué tiene usted esa tendencia “natural” a relaciones que suelen terminar mal.
Yo Soy Espiritual

miércoles, 9 de octubre de 2013

martes, 8 de octubre de 2013

¿Sabes que para ser bueno tienes que ser malo?


atardecer
En la dualidad en que vivimos, tendemos a huir del polo que no nos gusta y aferrarnos al que sí.  Por ejemplo, escapamos del dolor y sujetamos al placer, queremos ser buenos y estigmatizamos lo malo.  ¿Nos cuestionamos alguna vez la validez de esta reacción?  ¿Y si fuera más complejo y valioso?
La mayoría de las personas quieren ser vistas como buenas.  No es de extrañar que, cuando pregunto a mis pacientes acerca de sus múltiples cualidades, casi todos digan “soy bueno”… y se queden ahí.  Como dije, estamos en una dualidad, así que es imposible que sean sólo buenos.  No existe el 100% en nada.  Por lo tanto, también son malos.  ¿Qué hacen con eso?
Lo rechazan obviamente, lo esconden, lo niegan, lo proyectan.  Una de las maneras en que más se nota esta tendencia es en quienes consideramos muy buenos: generosos, siempre dispuestos a ayudar, dadivosos, cuidadores de hijos, nietos, padres, enfermos, amigos, desconocidos, etc., no tienen tiempo para sí.  Al final, se cansan, se hartan,  se enferman.
¿Qué pasó?  “Salvaron” a todos pero no a ellos mismos.  Usaron y abusaron de sus fuerzas y terminaron agotados y frustrados.  Se concentraron en dar y recibieron poco.  Conozco muchas personas así y hay tantísimas más que no lo quieren admitir.  Fueron buenas… buenudas…  No supieron decir NO.  No ejercitaron poner límites.  No dejaron que los demás aprendan por sí mismos a resolver sus problemas y los hicieron débiles y dependientes.  Tuvieron miedo de los traumas internos y huyeron afuera.  Se quedaron pegados a una definición de “bueno” que los limitó y se asustaron que los tildaran de “malos” si se negaban a ceder a lo que los demás le reclamaban.
La excusa perfecta para ser buenudos es que quieren mucho al otro y por eso le dan todo lo que quiere.  Según mi experiencia, eso tiene poco que ver con el amor: es dependencia emocional, es necesidad de ser reconocidos y amados.  Sólo quien se conoce, se acepta, se respeta y se ama atrae y actúa el verdadero amor.  Sólo quien afronta sus cualidades y defectos puede lidiar con ellos y con las demandas abusivas de los otros.
Descripción: iluminada
Al negar un polo de la dualidad, nos perdemos su regalo.  ¿Cuáles son los dones del polo negativo?  Entre otras cosas, una sabiduría, una fuerza y una profundidad magníficas.  Cuando nos permitimos bucear en nuestras impotencias y oscuridades, encontramos posibilidades sumamente enriquecedoras.  Explorar la dependencia nos vuelve libres.  Explorar la debilidad nos vuelve poderosos.  Explorar los temores nos vuelve confiados.
Ser humanos es una experiencia de una riqueza extraordinaria, porque implica un aprendizaje exhaustivo de lo que significa ser creador en un ambiente denso y dual.  No estamos aquí para que nos juzguen por ser nenes buenos o malos.  Estamos aquí para adentrarnos en cada posible camino, sin importar el signo, porque de todo extraeremos aprendizajes significativos.  Y  lo hacemos por amor a la Creación.  No nos juzguemos tan livianamente.  Seamos magnánimos y apreciemos el valor de experimentar la totalidad de ser humanos divinos.

 

lunes, 7 de octubre de 2013

LO QUE TODO HOMBRE DEBE SABER

- Maestro, ¿qué es un Maestro de alcoba?
- Aquél que es capaz de hacer sentir a una mujer, en una sola noche, el origen del orgasmo, respondió el Gurú.
El discípulo preguntó:
-¿ Hay niveles de Maestría en la Alcoba?
- Lo que te dije recién es el primer nivel…
El discípulo preguntó:
- ¿Cuál es el segundo nivel?
- Regalarle a la mujer tantos orgasmos que en un momento te diga: Dios te manda saludos…
El discípulo se comenzaba a inquietar…
- ¿Hay un tercer nivel?
- En el tercer nivel, tu eres Dios…
Me imagino que ese es el último nivel…
- ¿Último?, aquí comienza otra octava en la Maestría…En este nivel la mujer sana todas sus heridas, se perdona a sí misma… En ese instante, tu te conviertes en su compañero, amigo, amante…En ese momento la mujer es el ser humano más consciente y feliz de este mundo…En ese momento, ya no existe nada más que beatitud… En ese momento se produce el verdadero Matrimonio: La unión del hombre con la matriz de la mujer…
El discípulo comenzó a llorar de felicidad…
Maestro, que maravilloso sería que todos los hombres puedan saber esto…
- No todos los hombres quieren saberlo, respondió el Maestro. Pero nos compete a nosotros encontrar la forma de llegar a todos…
- ¿Quieres saber cuál es el último nivel en el arte de alcoba?
- No puedo creer que aún falte un nivel más…
En el último nivel el hombre se disuelve, ya no sabe si es hombre o mujer, y tampoco le interesa saberlo…
La mujer, lo mira con mucha dulzura…y le susurra al oído:
- Finalmente eres un Hombre…



 

jueves, 3 de octubre de 2013

La reencarnación humana y su papel en la evolución

La reencarnación hace referencia a la multiplicidad de vidas físicas o encarnaciones, es decir, que un mismo ser o espíritu que ha animado un cuerpo desde el nacimiento hasta la muerte puede volver a encarnar en un nuevo recién nacido y vivir una nueva vida en el mundo físico.
¿Cuál es el objetivo de la reencarnación respecto a la evolución espiritual?
El aprendizaje espiritual se asemeja al que tiene lugar en la escuela. En la escuela existe una alternancia de periodos de estudio con periodos de evaluación o examen, donde el alumno tiene que demostrar lo que ha aprendido. Lo mismo ocurre con el aprendizaje espiritual. En la etapa de desencarnado el espíritu estudia y se prepara espiritualmente. En el periodo de encarnado se trata de poner en práctica lo que se ha aprendido sin ningún tipo de coacción, es decir por voluntad libre del espíritu encarnado. Cada encarnación es una oportunidad de evaluación de un curso en particular. Si se supera esta evaluación se pasará al estudio de un curso más avanzado, que se iniciará en el plano espiritual con el aprendizaje de nuevas enseñanzas espirituales. Cuando el espíritu está preparado y sus nuevos conocimientos asimilados, volverá a encarnar para afianzarlos en su interior con la práctica.
Pues a mí me parece que hay personas que afrontan en la vida pruebas muy duras que yo no sé si sería capaz de superar.
En cada encarnación cada espíritu afronta unas pruebas que son propias de esa encarnación y que están de acuerdo con su capacidad espiritual. El espíritu conoce antes de encarnar qué tipo de pruebas necesita para avanzar y se prepara concienzudamente para poder superarlas con éxito en el periodo en el que no está encarnado, al igual que el deportista que participa en una final de competición no llega a ésta por casualidad, sino que se ha entrenado concienzudamente durante todo el año, habiendo superado previamente diversas pruebas de calificación. Por tanto, a nadie se le enfrenta a pruebas que no puede superar.
No entiendo cuál es la necesidad de la reencarnación. ¿Por qué es necesario vivir más veces en el mundo físico?
¿Acaso un alumno acaba su formación en un solo curso? Aunque haya aprendido muchas cosas en un sólo curso, siempre habrá algo que no haya podido aprender y que requiera más tiempo. El espíritu en evolución es también un alumno y también necesita de más de un curso, es decir de más de una vida, para aprender todo lo que necesita y quiere.
¿Y no podría vivirse aquí una vez y luego pasar a otro plano de la existencia y seguir allí evolucionando sin necesidad de volver a la Tierra?
Podría pero, al igual que sería un despilfarro tirar un vestido después de habérnoslo puesto una sola vez, sería una infrautilización del mundo material que sólo pudiéramos usarlo una única vez, unos 100 años como máximo que puede durar una de vuestras vidas físicas, con la de miles de millones de años que ha costado que se forme un planeta y que se hayan desarrollado las condiciones para albergar vida. Es una cuestión de optimización de recursos. ¿Acaso vosotros tenéis escuelas para un sólo año? En vuestro mundo, un alumno pasa al menos seis años en el mismo colegio sin necesidad de cambiar de centro. Por ejemplo, en un colegio de primaria, el alumno estará desde los 6 a los 12 años. Sólo cuando el alumno completa su formación de primaria y pasa a la enseñanza secundaria, cambia de centro. Pues lo mismo ocurre con el espíritu en formación. Vuestro planeta es como una escuela de primaria donde los espíritus en edad de primaria vienen a aprender. Cuando el espíritu haya aprendido todo lo que esa escuela, es decir, ese mundo, pueda enseñarle, podrá entonces pasar a otra escuela en la que se imparta una educación superior, es decir, podrá encarnar en otro mundo más acorde con su nivel evolutivo y necesidades de aprendizaje. Mientras, continuará evolucionando en ese mundo, o en otro de semejante nivel.
¿Y por qué si hemos vivido antes, no nos acordamos de otras vidas?
Es una necesidad del espíritu en vuestro actual estado evolutivo.
¿Y por qué necesitamos olvidar ese supuesto pasado de otras vidas?
Es necesario para concentraros en los objetivos de la actual vida, sin que haya recuerdos propios o de otras personas que impidan que el espíritu actúe con libre albedrío, para que su actuación no esté condicionada por los actos del pasado.
Esto parece estar en contradicción con la ley de evolución progresiva, ya que si el espíritu no puede recordar lo aprendido en vidas anteriores, ¿no es como si volviera a empezar de cero cada vez?
Se olvidan los recuerdos concretos pero no lo aprendido espiritualmente. Esto queda retenido por el espíritu en su memoria espiritual, aunque no en la memoria física, que ciertamente parte de cero en cada encarnación. Para que entendáis esto os pondré un ejemplo de vuestros días. Imaginaos que alguien inicia su primer curso de aprendizaje en informática y se le asigna un ordenador para realizar el curso, para que practique y guarde en la memoria del ordenador, todos los ejercicios y los trabajos del curso. Cuando llegue al final del curso el alumno habrá aprendido una serie de aspectos de la informática. En el curso siguiente cambiará de clase y cambiará de ordenador. Se le asigna un nuevo ordenador con la memoria a cero, y con mayor capacidad de procesamiento y de memoria para que pueda disponer de toda su capacidad para ampliar sus conocimientos. Aunque el alumno no haya podido transferir los documentos y ejercicios de la memoria del primer ordenador a la del segundo, lo que ya ha aprendido sobre Informática, no lo va a olvidar. Con este conocimiento podrá configurar el nuevo ordenador a su gusto, no partiendo de cero, sino haciendo uso de los conocimientos adquiridos en el primer curso, y esto es independiente de lo que le ocurra al ordenador antiguo o de los datos creados. Cuando el espíritu encarna en un nuevo cuerpo, ese cuerpo es como ese ordenador nuevo con la memoria a cero que se le da al alumno al iniciar el curso, que el alumno irá empleando para aprender. Con el tiempo, el cuerpo físico se desgasta hasta el punto de que no le sirve al espíritu para seguir avanzando. Entonces es cuando se hace necesario “jubilar” el ordenador viejo, es decir, desencarnar. La memoria física, el cerebro, se descompone con el resto del cuerpo, pero no la memoria espiritual, que retiene todo lo aprendido en esa vida. En el estado de desencarnado, el espíritu puede acceder a todos los detalles de encarnaciones anteriores, ya que deja de estar restringida su capacidad a la capacidad del cuerpo físico.
Entonces ¿podremos recordar todas nuestras vidas anteriores cuando hayamos muerto?
Todo lo vivido en las encarnaciones de un espíritu, y del periodo entre vidas físicas queda archivado para uso personal del espíritu, aunque mientras el espíritu está poco evolucionado, su capacidad de explorar en esta memoria esta restringida a las vidas más recientes. La penetración en la memoria espiritual de las vidas anteriores aumenta conforme el espíritu evoluciona.
Sigo sin ver necesario el olvido de otras vidas. ¿En qué le puede perjudicar al espíritu el recuerdo de otras vidas? Yo creo que sería más bien al contrario. Si el espíritu conserva la memoria de sus vidas pasadas, ¿no tomará mayor conciencia del proceso evolutivo y aprovechará mejor la encarnación para evolucionar?
El razonamiento que haces es correcto para los espíritus que han alcanzado ya cierto nivel evolutivo, pero no para los espíritus menos avanzados, a los que un exceso de información podría obstaculizar su desarrollo, por no saber emplear correctamente este conocimiento. De forma que el conocimiento se va haciendo accesible a medida que el espíritu va evolucionado y va esforzándose por buscarlo.
Pues me tendrás que poner un ejemplo para que entienda lo que quieres decir, porque no me queda claro en qué manera pueden entorpecer la evolución de un ser los recuerdos de las vidas pasadas.
Vale. Imaginad que alguien ha sido un asesino en una vida pasada y que tanto él cómo otros espíritus que convivieron con él recuerdan las fechorías que cometió. Este espíritu ahora ha reflexionado respecto al daño que hizo y tiene el propósito de enmendarse en la nueva vida que ha comenzado. Imaginad que volviera a encarnar en medio de las personas que convivieron con él y que recuerdan lo que hizo. En esas circunstancias, el espíritu estaría marcado por su pasado y seguramente recibiría el desprecio continuo de las personas que recuerdan que fue un asesino y que no son suficientemente avanzadas espiritualmente para comprender que todos hemos errado en el pasado y que todos hemos necesitado de innumerables oportunidades para rectificar. Podría haber algunos que quisieran ajustarle las cuentas, tomarse la revancha por las cuentas pendientes del pasado. Asimismo, el espíritu podría, bajo esa presión del entorno, torturarse emocionalmente o, lo que es peor, vengarse de aquellos que le oprimen y volver a retomar
sus actividades delictivas, con lo cual, lejos de conseguir una mejora, estaríamos condenándole al estancamiento espiritual.
¿Y cómo le beneficiaría el olvido de las vidas pasadas?
Podéis considerar como si el espíritu se hubiera acogido a un programa de protección de testigos, en el que al testigo protegido, antiguo delincuente, a raíz de querer colaborar con la justicia, y para evitar represalias de sus antiguos compañeros, se le da una nueva identidad, un trabajo nuevo en un lugar diferente, para que inicie una nueva vida lejos del peligro, con el objetivo de reinsertarle en la sociedad. En este caso, este efecto, el de la nueva identidad, se consigue mediante la reencarnación y el olvido de las vidas pasadas.
¿Y siempre ha de ser así, es decir, nunca podremos recordar lo que hemos hecho en vidas anteriores mientras estemos encarnados, sin esperar a la muerte?
Nunca no. De hecho, como te dije al principio, existen personas que tienen recuerdos esporádicos de otras vidas, sobre todo en la infancia, y algunos consiguen recordar algunos detalles a través de hipnosis regresiva. En Oriente, se conocen muchos más casos de recuerdos espontáneos de vidas pasadas en niños que en Occidente. Y esto se debe a que al ser regiones en las que se cree en la reencarnación, los padres no reprimen a los niños cuando éstos cuentan lo que recuerdan. Pero el recuerdo consciente sólo será posible cuando en el mundo encarnen mayoritariamente espíritus que hayan avanzado suficiente en el aprendizaje del amor para no utilizar el pasado como excusa para no amar. Recordaréis cuando comprendáis que todos somos hermanos y que hemos errado en el pasado, y que todos hemos necesitado de innumerables oportunidades para rectificar. Así ocurre en mundos más avanzados, en los que recordar una o varias vidas anteriores es lo normal.
Pues, ahora que sacas a colación el tema, no me parece que en las zonas donde predominan las religiones orientales, que creen en la reencarnación, como el hinduismo y el budismo, estén mejor que nosotros. Ahí está el ejemplo del hinduismo, donde la creencia en la reencarnación se utiliza para justificar las desigualdades entre humanos. Me refiero al sistema de castas.
Para que veas un ejemplo de que es la evolución interior y no el conocimiento exterior lo que hace que el espíritu evolucione, ya que aun creyendo en la existencia de la reencarnación, han manipulado su significado para justificar su egoísmo. También es un ejemplo de que para los espíritus menos avanzados, un exceso de información obstaculiza su desarrollo evolutivo, por no saber emplear correctamente este conocimiento. Los hinduistas que justifican el sistema de castas, sin conocer el pasado directo del espíritu, ya están presuponiendo que el que se encarna en la casta de los intocables ha debido ser alguien que ha actuado mal en otra vida, y lo utilizan como excusa para, en vez de ayudarle, hacerle la vida lo más difícil posible. ¡Qué lamentable conclusión, basada en el egoísmo del que, tras encarnar en la casta más favorecida materialmente, en lugar de echar una mano al desfavorecido, se la pisa para que ni siquiera por su propio esfuerzo salga de la miseria! De esta forma, en la próxima encarnación, los que se creyeron mejores por haber sido materialmente favorecidos, sí que se exponen a encarnar en una situación de miseria como la de los intocables, para que sientan en carne propia lo que es la miseria, el racismo y la incomprensión. Con esta experiencia, cuando estén en situación de cambiar el estado de las cosas, por ejemplo, volviendo a encarnar en la casta dominante, tal vez se acuerden de lo que aprendieron interiormente en la vida anterior en la que fueron intocables y trabajen por la abolición del sistema de castas. Por el contrario, el budismo, de origen posterior y espiritualmente mucho más avanzado, al tiempo que mantiene la creencia en la reencarnación, incorpora la creencia en el amor al prójimo, y no busca ya argumentos para oprimirlo, de manera que los budistas son creyentes en la reencarnación pero no “castistas”, es decir, están en contra del sistema de castas
Vicent Guillen